FETICHES

FETICHES

Las primeras figuras mágicas traídas de África por los portugueses recibieron el nombre de “fetiches”, palabra derivada de feitiço que significa “ficticio, falso, artificial”. Este término ha acabado por imponerse y aplicarse a todas aquellas piezas objeto de culto o a las que se les atribuye un poder mágico, otorgado, al parecer, por sustancias vegetales, animales o minerales introducidas en oquedades de la figura y principalmente en el vientre, fuente y sede de la fuerza vital y por los encantamientos realizados por el adivino, sacerdote o hechicero.


El fetiche es originalmente un objeto de poderes ficticios. Su uso, tanto del término como del objeto, le ha ido confiriendo una amplia gama de poderes que van desde el de simple amuleto o talismán hasta poderes exclusivamente divinos. El fetiche no tiene fuerza por sí mismo, sólo es el soporte material que el hombre ha fijado en él mediante ritos y sustancias. El fetiche encarna una mezcla de magia, superstición y religiosidad. Muchas poblaciones nativas del África del oeste le llaman juju.

La variedad de fetiches en África es grande, como numerosas son las etnias. Normalmente representados por figuras antropomorfas y, aunque menos numerosas, zoomorfas. Algunas de estas figuras, de aspecto terrorífico, están atravesadas por clavos, cuchillas o trozos de hierro y otras, adornadas de cuernos, conchas, pieles, amuletos desprenden un halo de misterio. En la parte destinada al estudio de la "Etnografía artística negro-africana" hace una amplia descripción de los distintos tipos de fetiches.

Estas figuras se utilizan para obtener la protección personal, de la familia y de los pueblos, alejar a los malos espíritus del poblado, atraer la lluvia, alejar las enfermedades, lograr la curación o como remedio terapéutico, entre otras muchas finalidades. No hay que confundir los fetiches con las estatuas que representan a los antepasados, a genios de la naturaleza o que son objetos de culto o empleados en las curaciones y prácticas adivinatorias. Sólo aquellas figuras destinadas a la magia negra, a la hechicería o a causar el mal son verdaderos fetiches. Y menos aún confundir fetichismo con animismo.
FETICHE KOSSO
FETICHE KOSSO
KOSSO: Es el nkissi kondi en forma de perro cubierto de clavos o de láminas de hierro. Gracias a su olfato puede perseguir y detectar a los hechiceros ndoki para que sean capturados y n...
FETICHE NKISSI
FETICHE NKISSI
Las estatuas Minkissi  ( sing.: Nkissi) de los Kongo, al igual que todos los Nkissi , son figuran protectoras que adquieren su fuerza y poder después de ser cargadas por el nganga ...
FETICHE NKISSI PLUMAS
FETICHE NKISSI PLUMAS
Las estatuas Minkissi  ( sing.: Nkissi) de los Kongo, al igual que todos los Nkissi , son figuran protectoras que adquieren su fuerza y poder después de ser cargadas por el nganga ...
FETICHE NKISSI, CARA PINTADA
FETICHE NKISSI, CARA PINTADA
Nkissi o más bien Minkissi, que es su plural, es una palabra "kongo" para indicar este tipo de estatuillas mágicas que llevan en su vientre una cavidad destinada a guardar las sustan...