FERTILIDAD

MUÑECA PERLADA DE FERTILIDAD

MUÑECA PERLADA DE FERTILIDAD

ESPECIFICACIONES:

Ref. : FPR-5

Sección : FIGURAS PERLADAS

País : CAMERUN

Etnia : NAMJI

Época de la Pieza : Mediados del siglo XX

Materiales / Técnica : Madera, cuentas de cerámica rojas, azules, amarillas, blancas y cauris

Altura : 29.00 Cm.

DESCRIPCCIÓN:

Los Doayo habitan en la Provincia del Norte del Camerún, en el departamento de Benué-Garoua. Al igual que los Kirdi se dedican a la ganadería y al pastoreo de los bovinos, que juegan un papel importante en su vida social y en sus tradiciones. De manera peyorativa son llamados “Namji” por los Peul y es por este nombre, con el que más conocidos son en el mundo occidental.

Dentro de su producción artística  destacan las llamadas “muñecas Namji”, de tamaño que no sobrepasa de cuarenta centímetros y de múltiples formas. Estas muñecas tienen el mismo simbolismo que las famosas “Akwa Ba” de los Ashanti, aportar la fertilidad y la fecundidad, tanto de la mujer como de los campos. Por esta razón participan en los ritos de fecundidad que se celebran en beneficio de las mujeres estériles. La esterilidad es lo peor que puede ocurrirle a una mujer africana, es  su peor deshonra. Las mujeres   llevan estas muñecas  suspendidas del cuello o contra el vientre con el fin de que actúen sus poderes mágicos. También, tocar el vientre de la portadora transmite su magia, es decir, su capacidad de potenciar la fertilidad. Así, las mujeres que no han tenido hijos  tocan las muñecas de las madres para que les traigan suerte y quedar embarazadas.

Las mujeres les prodigan muchos cuidados y atenciones y cubren estas figuras con  varias filas de cuentas de colores y abalorios que cruzan el pecho y espalda o rodean la cintura. Las más antiguas llevan adornos de cauris, semillas, gris-gris (amuletos) y todo tipo de talismanes mágicos con el fin de que ejerzan el mayor poder posible. Cuando quedan desacralizadas sirven de juguete a las niñas que se entrenan a ser madres y las llevan a la espalda, a la manera de las madres africanas.

Estas muñecas han permanecido desconocidas hasta hace relativamente poco tiempo. Los Namji o Doayo son un pueblo animista que vive en las montañas del norte de Camerún. Como es tradicional en otros muchos pueblos africanos, las talla el herrero, con unas formas estilizadas y elementales, con los brazos perpendiculares al tronco.

La mujer embarazada no puede fijar su mirada en personas o cosas deformes para evitar que su hijo pueda parecerse a ellas, por el contrario sus hijos serán más bellos si admiran a personas o cosas bellas, y especialmente si la futura madre presta las debidas atenciones a esta muñeca durante su embarazo.

LOCALIZACIÓN